Los médicos urgen al Gobierno a regular el uso de mascarillas, aún necesarias

Por: Europa Sur

Fabricacion-mascarillas-taller-costura-Cordoba_full

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha instado al Gobierno a regular el uso de las mascarillas en espacios abiertos y acotar bien las condiciones en las que se suprimirán, puesto que si no se mantiene la distancia de seguridad se producirán nuevos repuntes en pleno verano.

Los médicos  están preocupados porque, con una mayoría de población aún sin vacunar, «en las bulliciosas calles y plazas de las fiestas veraniegas de España nadie utilice mascarilla» a partir del próximo sábado y que «al entrar y salir de los locales aledaños a las mismas, cada vez menos personas se protejan con ellas».

 

El CGCOM critica que la vacuna haya servido para promover «inexplicablemente una euforia sobre el fin de la pandemia que se ha anticipado demasiados meses sobre la realidad objetiva» que, a día de hoy, es de «lenta y progresiva» mejora en la incidencia.

 

 

Amenazas reales

 

Pero hay «amenazas reales» como la variante delta y otras que «ensombrecen el futuro al que nos dirigimos» que, vaticina, será el de la endemización de la infección por SARS-CoV-2. «Los retrocesos en el Reino Unido e Israel deberían servirnos de aviso», apunta.

 

Recuerda entre los mayores vacunados siempre habrá alrededor del 5% de mayores que no están protegidos; además, las personas con solo una dosis -22,6 millones, el 47,8 % de la población- siguen siendo vulnerables y la mayor parte de los menores de 50 años no han recibido aún ninguna.

 

Por todo ello, el CGCOM ha emitido un comunicado en el que llama a la prudencia y solicita a Sanidad que regule «de un modo concreto» la «todavía necesaria utilización» de mascarillas con el fin de proteger la salud de las personas porque su uso generalizado representó «un verdadero cambio de paradigma al reducir las tasas de contagio de manera radical».

 

Su consejo es el de que «se definan y acoten bien los términos dispositivos» de la supresión de la obligatoriedad de las mascarillas en espacios exteriores, puesto que si no se mantiene la adecuada distancia de seguridad, «se producirán nuevos contagios, brotes y repuntes» en pleno verano y entre personas de todas las edades.

 

 

Fabricantes

 

Los fabricantes españoles de mascarillas mantienen sus perspectivas sobre su producción pese al anuncio efectuado la semana pasada por el presidente del Gobierno de que a partir del próximo sábado dejarán de ser obligatorias en espacios exteriores.

 

Así lo han indicado a Efe fuentes de la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPI (OESP) y dos de las empresas que en los últimos meses se han destacado por su producción, una en Alcalá de Henares (Madrid) y otra en Béjar (Salamanca).

 

El vicepresidente de OESP, Jorge Lázaro, ha señalado que, aunque la mascarilla deje de ser obligatoria al aire libre, consideran que gran parte de la población «va a seguir manteniendo cierta prudencia» y no va a desprenderse de ella todavía.

 

Tras admitir que habrá una «disminución en el consumidor final, Lázaro cree que «hay mucha población que quiere mantener la precaución y seguirá manteniéndola», y ha augurado que «la demanda se va a mantener aún algún tiempo», por lo que el sector de la fabricación «va a tener continuidad».