La producción de mascarillas continuará manteniendo niveles altos en el 2022

Por:  El Global

el-global-octubre-oesp-full

Los fabricantes consideran fundamental fortalecer la venta de mascarillas homologadas con estándares de calidad bajo la normativa de licencia de la Aemps.

La producción de mascarillas continuará manteniendo niveles altos en el mercado durante el próximo año 2022 e incluso aumentará un 10 por ciento. Así lo aseguran los fabricantes españoles de productos de protección sanitaria, bajo la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPIs (OESP), quienes destacan la importancia de mantener los estándares de calidad a través de los procesos de homologación y la normativa que establece la licencia de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps).

 

Las mascarillas han pasado a formar parte de nuestro día a día como un complemento más y necesario, por lo que fortalecer la venta de las mismas bajo una correcta homologación es un elemento fundamental para la OESP. En este sentido, la Asociación destaca que disponer de la licencia de la Aemps garantiza que se fabrican bajo las condiciones exigidas respecto a la calidad.

 

En este contexto, el vicepresidente de OESP, Jorge Lázaro, considera que eliminar el uso de las mascarillas por completo “podría suponer un riesgo fuerte”. El experto consolida su opinión en base al proceso de vacunación en España que, a pesar de haber alcanzado el objetivo del 70 por ciento del gobierno, aún no tienen la pauta completa muchas personas. Además, Lázaro destaca que el aumento de producción continuará con este margen de crecimiento porque “el uso de la mascarilla seguirá siendo indispensable en muchas situaciones para garantizar la seguridad, como puede ser en espacios cerrados”.

 

 

Niveles de abastecimiento nacional

 

El experto indica que, a pesar de la eliminación del uso de mascarillas en espacios abiertos, el ritmo de ventas se ha mantenido constante. En este contexto, para poder asegurar un abastecimiento suficiente a nivel nacional, la OESP se establece bajo la asociación de 17 empresas. En total, cuentan con una capacidad de producción de más de 160 millones de mascarillas al mes.

 

El incremento asociado a este producto se alza a pesar de la incertidumbre existente en torno a las medidas restrictivas. Por estos motivos, la asociación defiende el uso de las mascarillas como medida de protección y seguridad ante la COVID-19, pero también frente a otras enfermedades que puedan transmitirse por vía aérea. Desde la OESP destacan cómo la mascarilla puede proteger frente a otro tipo de virus.

 

Desde que se estableciera de forma legal la obligación de su uso el pasado año, otras patologías tales como la gripe también han disminuido su índice de contagio. De hecho, según los datos del Boletín Epidemiológico, la gripe pasó de superar los 284 casos por 100.000 habitantes en la sexta semana de 2020 a solo 0,7 en el mismo periodo de 2021.